razon sentido del alma

La razón, el sentido de nuestra alma donde están nuestros pensamientos

La razón es nuestra capacidad de pensar, obtener conclusiones y/o formar un juicio.

En la biblia encontramos la razón principalmente como pensamientos, o meditación (pensar con detenimiento y profundidad).

A pesar de que en el mundo se tiene la idea de que los pensamientos son parte de nuestra mente, la biblia menciona que el origen de nuestros pensamientos es el corazón (Mt 5:19-20).

Los pensamientos tan sólo son la evidencia o el fruto de lo que hay en el corazón del hombre (Lc 6:43-45). Así demostrando que de la abundancia del corazón habla la boca. Y conociendo a una persona debido a sus frutos (palabras).

Fue esta la causa por la que Dios decidió exterminar todo ser viviente de la Tierra mediante un diluvio (Gn 6:5-8), ya que los pensamientos de los hombres tendían de continuo siempre al mal.

Así es que Dios conoce nuestros pensamientos y las intenciones de nuestro corazón (Heb 4:12), el problema es que en muchas ocasiones pensamos en cosas que no deberíamos de pensar.

Nosotros pensamos en aquello a lo que le invertimos tiempo y nuestra atención, y estos pensamientos terminan en frustraciones y hasta en enfermedades físicas.

Elías se enfrentó a un Pueblo que había perdido la razón

El pueblo de Israel se estaba pervirtiendo, siguiendo a profetas de Baal. Entonces Elías decide confrontarlos, y les dice ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él.

Dios quería que el corazón de su pueblo regresara a él, entonces fuego descendió del cielo y consumió el holocausto que Elías había hecho. La biblia menciona que lamió por completo el agua que estaba en la zanja, no dejando nada.

Como resultado, el pueblo exclamó Jehová es el Dios, pues había respondido a la oración de Elías.

En ocasiones, nosotros al igual que el pueblo de Israel, perdemos la razón, por lo que debemos de pedir a Dios que quite de nosotros todo pensamiento perverso, de codicias, de avaricia y de cualquier otra obra de nuestra pasada manera de vivir, así como Dios consumió el holocausto de Elías.

Filipenses 4:8 nos dice que nosotros debemos de pensar en 7 cosas: todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre, si hay virtud alguna y es digno de alabanza.

Una vez que comencemos a pensar en estas cosas, en Dios y en su palabra, vamos a encontrar deleite (Sal 1:1-3) Cosas agradables a nuestro corazón como los alimentos que son agradables a nuestro paladar.

El sentido de nuestra razón(alma), se relaciona con el sentido del gusto (cuerpo) y con el sentido de la revelación (espíritu).

Así, hay cosas que nosotros podemos “gustar” con nuestra alma como por ejemplo, Pedro menciona que podemos gustar la benignidad del Señor.